Bancario 11/02/2023

¿Cuándo prescribe la deuda de microcréditos y préstamos rápidos?

¿Cuándo prescribe la deuda de microcréditos y préstamos rápidos?

Si has contraído una deuda por un microcrédito o por un préstamo personal, es importante que sepas durante cuánto tiempo pueden reclamarte su pago, y que conozcas otros aspectos que afectan a la prescripción de la deuda.

¿Cuál es el plazo de prescripción de una deuda por microcrédito o por préstamo rápido?

Las deudas por microcréditos o por préstamos rápidos prescriben a los 5 años, ya que la ley no ha establecido un plazo específico de prescripción para estas acciones. Es el mismo plazo de prescripción que para las tarjetas de crédito.

Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación.

Artículo 1964.2 del Código Civil

Lo que ocurre es que a pesar de que existe este plazo, en realidad es muy complicado que estas deudas lleguen a prescribir.

Hay que tener en cuenta que cada vez que el acreedor reclama el pago de la deuda, el plazo de 5 años comienza a contar de nuevo. Y sucede igual cada vez que el deudor reconoce por algún medio que existe la deuda.

Entonces, lo normal es que el acreedor esté pendiente a reclamar de nuevo la deuda antes de que pase el plazo de prescripción y, por lo tanto, su derecho a reclamar haya caducado.

En indemniza.me somos abogados especialistas en reclamar microcréditos por intereses usurarios. Estudiaremos tu caso gratis y te explicaremos cuánto dinero puedes recuperar.

¿Cómo pueden reclamarme para que pague la deuda?

Tu acreedor puede reclamarte para que pagues la deuda por distintas vías:

Extrajudicialmente

Lo normal es que la reclamación empiece de forma extrajudicial, para intentar cobrar sin pasar por los trámites y costes que supone llegar a juicio.

Estas reclamaciones se pueden hacer por muchos medios, pero lo más interesante para el acreedor es hacerla de forma fehaciente, a través de un burofax o mediante un requerimiento notarial.

En todo caso, se te reclamaría el pago de la deuda y, probablemente, se te advertiría de que si no pagas, se van a iniciar acciones legales.

Como es obvio, lo mejor es que pagues si puedes hacerlo y si la cantidad que te reclaman es justa. Pero si no puedes pagar, también puedes aprovechar este requerimiento para negociar un plan de pagos o una quita (es decir, que te perdonen parte de la cantidad que debes), etc.

Judicialmente

Tu acreedor puede demandarte para que pagues, incluso si antes no te ha reclamado por vía extrajudicial (aunque esto último no es lo más habitual). Entonces, se celebraría un juicio monitorio y el Juez te daría un plazo de 20 días para que:

  • Pagues la deuda, en la totalidad de lo que se te exige.
  • Formules oposición al monitorio, si existe alguna causa por la que piensas que no debes todo el dinero que te piden, o ni siquiera existe ya la deuda.

Si no formulas oposición y tampoco pagas durante ese plazo, lo siguiente que ocurriría es que el Juzgado ordenaría el embargo de tus bienes, siguiendo las reglas establecidas en el artículo 592 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

¿Pueden incluirme en un fichero de morosos por este tipo de deudas?

Sí, pueden incluir tus datos en un fichero de morosos por no pagar una deuda procedente de un micropréstamo o un préstamo rápido. Por ejemplo, en el ASNEF.

Formar parte de un listado de morosos puede ser un grave problema, por lo que esta es otra razón importante para intentar no tener deudas. Ten en cuenta que por ejemplo, una entidad de crédito comprobará que tus datos no están en uno de estos ficheros de morosidad antes de darte financiación.

Si ya me han demandado, ¿qué posibilidades tengo?

Si te han demandado por el impago de un microcrédito o préstamo rápido, una vez celebrado el juicio monitorio, desde el Juzgado te darán un plazo de 20 días para pagar. Pero como ya hemos indicado, puedes utilizar ese plazo también para presentar oposición al monitorio.

Es decir, si hay alguna razón legal por la que crees que no debes el importe que se te exige, puedes oponerte al monitorio. Por ejemplo, puedes presentar oposición al monitorio por intereses usurarios. En ese caso, el contrato quedaría anulado, así que solo tendrías que devolver el capital que aún estuviera pendiente.

Tal como ha establecido el Tribunal Supremo, se puede saber si los intereses son usurarios comparándolos con el interés normal del dinero, teniendo en consideración las circunstancias del caso y la libertad que rige en la materia (STS 4810/2015, de 25 de noviembre de 2015).

Otra razón para reclamar es que el contrato contenga intereses de demora (los generados por el transcurso del tiempo sin pagar) abusivos. Esto no provocaría la nulidad del contrato, pero sí de la cláusula que establece esos intereses, que ya no sería aplicable.

Según el Tribunal Supremo, el interés de demora o moratorio es abusivo si supera en 2 puntos el interés remuneratorio del contrato (STS 1723/2015, de 22 de abril de 2015).

Te recomendamos que no esperes a que te demanden para comprobar estos aspectos, ya que puedes reclamar antes de que tu acreedor acuda a la vía judicial. Además, existen otras causas, junto a las que hemos visto aquí, que podrían afectar a la validez del contrato.

Por ello, nuestro consejo es que si tienes una deuda por un préstamo rápido o microcrédito que no puedes pagar, te pongas en contacto con un abogado experto en deudas lo antes posible.

En indemniza.me somos especialistas en reclamaciones por usura y en reclamación de indemnizaciones por inclusión indebida en ficheros de morosidad y derecho al honor.

Contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

¡Cuando quieras!

En indemniza.me somos especialistas en conseguir indemnizaciones para nuestros clientes. Nuestra experiencia nos avala. Logramos multitud de indemnizaciones cada año para nuestros clientes.